Algunos recordarán el mítico Monumento al sánguche de milanesa que fuera sensación en la edición 2001 de ArteBA. Ese artista de mirada serena y hablar pausado hizo sonreir a más de uno al celebrar algo que en su provincia es tan sagrado como las misas en el Vaticano, no se puede viajar a Tucumán sin probar un famoso sandwich.Viviana Fischler utiliza palabras muy justas para referirse a su obra. "El quehacer racional plasmado en la materialidad de la obra de Pereira, da cuenta de la capacidad que todos poseemos para operar en nuestro entorno, asegurando que la subjetividad y el crecimiento espiritual se impongan por encima de lo instintivo bestial. Esa capacidad es el deseo del yo interior, que experimenta la trascendencia saliendo del propio espacio hacia el del otro, creando con su creación un nuevo espacio: el de la coincidencia. Una vía de una mano y doble circulación: el artista saliendo al encuentro del espectador y el espectador saliendo al encuentro del artista. Nuestros gestos y acciones nos determinan, así como definen nuestra influencia por medio de la empatía que generamos y establecemos con lo otro y en el otro."

  Formado con libertad en el Taller C, espacio para la experimentación en la Universidad de Tucumán, Sandro llegó a Buenos Aires y probó que se puede hacer una obra autorrefencial sin egocéntrismo. Sandro busca los materiales, los tuerce, y los moldea a su semejanza. Lo que cuenta es sutil, a veces naif, otras veces zarpado. Un viaje a través de fabulas e historias que cobijan un mundo donde lo onírico nos llena de poesía y esperanza.

 

 

 

 

  Sandro Pereira nació en 1974 en San Miguel de Tucumán. Fundó el colectivo artístico El Ingenio junto a colegas que renovaron la escena local. Recibió la beca del Fondo Nacional de las Artes para profundizar su búsqueda. Formó parte de Beca Kuitca 2003/2005. Mostró con No-Tango en Alemania, Kevin Power lo llevó a España, Eva Grinstein eligió su trabajo para la Quinta Bienal del Mercosur en Porto Alegre. Sus esculturas en tandem con las pinturas de Nahuel Vecino inauguraron el ciclo contemporáneo del museo Malba.

 

· Artistas ·