Soy una especie de coleccionista de libros raros de ciencia ficción. Mi obra es fundamentalmente cómic, es decir, los personajes que allí aparecen pertenecen a un relato preexistente, como en este caso, en el que, de hecho, representa el final de una saga en donde la protagonista muere.

  La muerte es uno de mis temas predilectos.

  Trabajo con cerámica desde los diez años. Siempre estuve vinculado a ese mundo porque mi madre es dibujante y ceramista. Al principio, me parecía un material imposible por las dificultades que plantea.

  Recuerdo que Ada (mi abuela) con quien viví me tenía prohibido, delirantemente, copiar dibujos; no se me permitía reproducir nada, mucho menos calcar. Esto era, supongo, porque (ella) creía que la originalidad se daba a partir de una inspiración absoluta. Lo gracioso del caso es que yo quería fervientemente copiar a Astroboy y a Kimba.

  Mover los hilos del cómic en el interior del cuadro y la escultura, tanto el borde concomitante y descriptivo como las esencias que el cómic y la ilustración sustraen de la pintura, es ante todo un happening individual en el que me sumerjo cotidianamente y también, materia del conocimiento simbólico.

  El artista es su origen y su destino. La barra espaciadora del tiempo, en donde se escriben las injusticias o justicias políticas y sociales. Sicarios de la foto de ocasión, los artistas posan para luego ser anónimos de su propio nombre, que es de todos. Tal el paradigma. Más neutro y conspicuo en unos, con grupis y comparsa para otros, pudren o regeneran la realidad o, peor aún, la dejan intacta.

  Ernesto Arellano nació en Buenos Aires en 1971, es artista autodidacta y expone desde 1990 en muestras individuales y colectivas. Participó como curador en el ciclo Línea joven Plástica para el Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Visiones Líricas Patrimonio del Museo Sívori en la Chacra de los Remedios. En 2010 fue distinguido con el Primer Premio Adquisición en Arte Cerámico del Salón Nacional de Artes Visuales, y en 2012 el Gran Premio Adquisición del mismo certamen.

·

· Artistas ·